Sobre la medicina herbal

Casi todas las personas en estos tiempos “modernos” (incluida yo) hemos crecido alrededor de junglas de concreto y muchos aparatos electrónicos. Probablemente con poca experiencia en la naturaleza silvestre.


Sin embargo estoy segura que la mayoría tenemos una abuela, tía, mamá que prepara remedios para la gripa o para los nervios. Estas tradiciones, pasadas de generación en generación siempre han tenido una cualidad mágica, una esencia suave y familiar, y este es el espíritu tradicional de la medicina herbal.


En estos tiempos hemos devaluado la riqueza e importancia de la naturaleza. Nuestra conexión con la tierra en la que vivimos ha sido pasada por alto y no nos sentimos nativos de ningún lugar, y menos en armonía con el latido del reino vegetal alrededor de nosotrxs.


Sin embargo hay un llamado, el llamado colectivo es regresar a lo simple. A conocer tu cuerpo. Para superar la epidemia de los sistemas nerviosos tensos, la ansiedad, la depresión y las reservas agotadas que causan enfermedades crónicas, el aumento de las condiciones autoinmunes y la intolerancia de los entornos urbanos acelerados en los que muchos de nosotrxs vivimos. El estrés es el resultado de mantener un ritmo tan frenético y, lamentablemente, la causa muchas complicaciones en la salud mental y física. Es por ello que hoy mas que nunca es importante encontrar formas de activar el cuidado personal, la vitalidad y el bienestar.


La medicina herbal se adapta a nuestras necesidades de la manera que solo la naturaleza puede hacerlo, ofreciendo elementos curativos esenciales para el cuerpo, la mente y el alma. Este es el regreso a la sencillez, el regreso a la naturaleza.


Con el movimiento de “wellness” o bienestar global en constante crecimiento, buscamos mejorarnos a nosotrxs mismxs, a nuestro cuerpo y nuestra calidad de vida. Para comprender por qué nuestra salud va mal, podemos recurrir a conocimientos y prácticas ancestrales, a las plantas en busca de respuestas.


La ciencia nos afirma continuamente lo que ancestralmente ya se sabía. Innumerables estudios están confirmando los poderes medicinales de las plantas y el efecto que la naturaleza tiene sobre nuestra salud. Las investigaciones muestran que tener en tu casa o lugar de trabajo plantas, o pasar tiempo en la naturaleza, reduce fisiológicamente el estrés y mejora las actitudes positivas. Colectivamente estamos realineándonos con la naturaleza.


Hoy en día muchas plantas medicinales están de moda, la nueva súper hierba, súper alimento, súper tónico. Y es importante reconocer que la verdad, muchos de los remedios más potentes son comunes, no tan llamativos y nuevos, sino antiguos y ancestrales.


Es por ello que les invito a que vayamos conociendo y descubriendo mas esta maravilla que nos regala la naturaleza. La medicina herbal es nuestro derecho de nacimiento y nos ofrece la oportunidad de relacionarnos más y mejor con la Madre Tierra, es una solución muy poderosa para los tiempos en los que vivimos.



36 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Matria